A estas alturas de fin de semana casi se da por concluido el acontecimiento de arte más importante del año: la semana de ferias de Arte Contemporáneo en Madrid; en la capital febrero ha pasado a ser el mes del arte, dejando en segundo plano otras arraigadas tradiciones como el Carnaval o San Valentín. Ha sido una intensa semana, que empezó con ejércitos de Vips participando en conferencias, clases magistrales y encuentros, o visitando a puerta cerrada galerías de arte y museos como el Reina Sofía.

Los primeros días de ARCO, como en casi todo, son los decisivos; las mejores obras cambian pronto de propietario y se hacen las transacciones más importantes. No hay profesional que se precie del mundillo que no haya pasado por Ifema en algún momento de esta semana. Pero desde hace varios años hay otras ferias en paralelo a la omnipotente #Arco, que se encargan de que la semana del arte en Madrid sea lo que es y de dejar agotado, extasiado y casi arruinado a más de uno. En un principio, cabe el poderse preguntar ¿No será demasiada oferta instantánea? ¿Conseguirán saturar el mercado con tanto creatividad, tanto artista emergente, consagrado, maestro, tanto aprendíz y tanta promesa? ¿Tendremos capacidad de estar en todo y enterarnos de algo?…. Pues a pesar de que a priori da hasta pereza pensarlo, si, definitivamente es una buena idea.

Desde que hace ya diez años, varios galeristas españoles se unieran para organizar #Art Madrid, una feria de #arte contemporáneo en paralelo a la deseadísima Arco y en la que no se veían capaces de participar año tras año por no cumplir sus catálogos los difíciles requisitos exigidos, la capital se convierte en el centro de las miradas del arte contemporáneo y actual, cita obligada para profesionales del arte, artistas, bohemios, culturetas, coleccioncitas, jóvenes padres con inquietudes artísticas y aspirantes a serlo de todas estas categorías.

Algo después se gestó #Justmad, otra feria de #arte actual aunque en este caso emergente que por esa misma razón, complementa el concepto y pone la guinda a la oferta cultural de arte en el mes de febrero madrileño. En esta su quinta edición, su propuesta menos extensa que en ediciones anteriores, ha resultado sumamente acertada en cuanto a el emplazamiento (maravillo espacio del COAM), la selección de artistas y las galerías presentes.

Hemos asistido a sendas ofertas, para comprobar que el mundo del arte está más vivo que nunca, que la cultura mueve ordas de gente profesional y pagana peregrinando de Chueca a Campo de las Naciones, pasando por Cibeles, y que realmente son las tres imprescindibles y absolutamente complementarias. Con representación de galerías de ámbito internacional en todas, artistas consagrados, figuras de primer nivel y clásicos contemporáneos en Arco y  Art MAdrid, y nuevas propuestas, originales y potentes en JustMad. Y he de decir, que lo más estimulante que vi fueron grupos de jóvenes acudiendo a ferias en pandilla para disfrutar de la experiencia cultural, del arte de su tiempo, que ilustra su vida y testigo de su época, que saben apreciar el esfuerzo creativo y dedican una parte de su ocio y de su presupuesto a ser testigos del momento acontecido. Algo estamos haciendo bien.

Definitivamente da gusto ver el ambiente por las calles, en museos y sobre todo en las ferias; cada vez con representaciones más cuidadas, galeristas que saben lo que hacen y lo hacen muy bien y artistas que tienen mucho que aportar. Me quedo deseando que vuelva el próximo febrero, y tu ¿Te lo vas a perder?

Share This