Goya pintó en 1800 un retrato muy especial para el rey Carlos IV. Se trata de un retrato de grupo, algo poco usual en España, tan solo precedido por el fantástico retrato de familia de Felipe V  de Jean-Michel Van Loo, que puede contemplarse en una sala muy cercana en el Museo del Prado.

En esta época Goya ya gozaba de gran éxito y había pintado retratos para personalidades tan importantes como los duques de Osuna. Era pintor de cámara de Carlos IV y contaba con muchos encargos, tanto oficiales como privados, si bien se encuentra en un momento personal complicado, con una sordera que comienza a aislarle socialmente. En este momento, es cuando lleva a cabo este retrato titulado La familia de Carlos IV, en el que pone de manifiesto su capacidad magistral  para profundizar en la psicología de los personajes. A través de la disposición de los personajes, de su iluminación y del lenguaje corporal, Goya deja patente, por ejemplo, el porder que ejercía la reina María Luisa de Parma. Tampoco podemos obviar el claro paralelismo de este retrato con la obra maestra de Velázquez, La familia de Felipe IV -o Las Meninas, si lo prefieres-, retratándose junto a la familia real, aunque en un plano más discreto.

No dejes de conocer a los personajes que Francisco de Goya pintó en su conocida Familia de Carlos IV. PINCHA AQUÍ O EN LA IMAGEN PARA CONOCERLOS

FAMILIA_INTERACTIVA_GOYA_ARSVIVENTIA

(Actualización: Si quieres proponer a tus alumnos una actividad interactiva más completa sobre Goya, pincha aquí. ).

¿Quieres visitar el Museo del Prado de manos de ArsViventia? Elaboramos recorridos personalizados, dinamizados y con la información adecuada según el nivel educativo. Escríbenos sin compromiso. 

Share This