¡Feliz Día Internacional de los Museos!

¡Cómo echamos de menos pisar nuestros museos! Siempre lo hemos celebrado trabajando y en esta convocatoria -a pesar de los pesares- no puede se menos.

Este año el lema es “Museos por la igualdad: diversidad e inclusión”.  Si hay algo que defina el arte es la capacidad de llegar a todo el mundo, igualando a las personas que se exponen a la experiencia artística: el arte representa desde el comienzo de los tiempos diversidad, incluyendo en sus obras todo tipo de actividades, momentos, personas y situaciones. Con motivo del Día Internacional de los Museos que celebra el ICOM  (Consejo Internacional de Museos, que desde 1946 promociona y protege el patrimonio cultural y natural) os traemos cinco obras de arte que para nosotras son un claro exponente de  diversidad, igualdad e inclusión.

MARIA-BLANCHARD-MUJER

INCLUSION. María Blanchard (1881-1932), Mujer con vestido rojo (1912-14) Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander.

Si hay un ejemplo de artista especial, esa es María Blanchard (1881-1932), una mujer con discapacidad física que supo adaptarse a un mundo hostil. Logró hacerse un  hueco y consiguió dedicarse a la pintura, a pesar de las muchas dificultades a las que tuvo que enfrentarse por el doble hecho de ser mujer y discapacitada. Un ejemplo vital completamente contemporáneo.

DIVERSIDAD José de Ribera (1591-1652). Magdalena Ventura con su marido, La mujer barbuda (1631) Museo del Prado

Este retrato de cuerpo entero del pintor barroco José de Ribera representa a una mujer con su bebé lactante en brazos. Detrás su esposo se asoma como inquiriendo al espectador.  Esta obra, que no pasa desapercibido a ningún visitante del Museo del Prado, es un claro ejemplo de esas personas diferentes que han existido en todas las épocas y que tienen su lugar en la historia, como no podía ser de otra manera.

 Bufon-calabacillas

IGUALDAD. Diego Velázquez (1599-1660). El bufón Calabacillas (1637-39) Museo del Prado

Mucho se ha escrito sobre la serie de bufones de palacio que pintó Velázquez en la corte de Felipe IV, pero sin duda es la dignidad y el respeto con que los plasma lo que más ha trascendido de estas obras maestras. Se trata de un bufón de gran prestigio, pues recibía trato de rango y alto salario por sus servicios. Velázquez le representa sentado en el suelo en torsión forzada. Con expresión serena y sonrisa sincera, se aprecia su discapacidad física y psicológica no exenta de ternura.

 

verbena-Mallo

DIVERSIDAD. Maruja Mallo (1902-1995). La verbena (1927) Museo Reina Sofía.

Es una de las cuatro obras dedicadas a las fiestas madrileñas por Maruja Mallo en 1928. Esta pintora surrealista, que rompió moldes y luchó por la igualdad en un contexto cultural difícil,  consigue crear en La verbena una atmósfera plenamente integradora, uniendo tradición y modernidad de distintos estereotipos sociales, desde una concepción surrealista. Partiendo de un hecho festivo hace una crítica sutil a la sociedad de su tiempo, integrando en la imagen su personal visión del mundo que le rodea.

Ganimedes-rubens

DIVERSIDAD .Pieter Paul Rubens (1577-1640). El rapto de Ganímedes (1636-1638) Museo del Prado.

El mito de Ganímedes, un bello joven de quien Júpiter se enamora y decide convertir en su amante, se considerada un ejemplo de cómo las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo se han representado siempre en un contexto mitológico y su disfrute se ha reservado a la intimidad de las altas esferas durante siglos.

Otro ejemplo de inclusión, libertad y diversidad en el arte, afortunadamente y ya hace tiempo que a disposición del público general.

 

 

Esperamos que os haya gustado este post, y que disfrutéis de este extraño Día Internacional de los Museos 2020, que seguro no olvidaremos… Como siempre -y esperemos que pronto- ¡¡Nos vemos en los museos!!!

 

 

 

 

DIM-2020

Share This