Los niños son el grupo social que mejor se está adaptando a esta pandemia: confinamiento, clases on line, protocolo Covid-19, mascarilla, gel hidroalcohólico, distancia social, abuelos lejos, cuarentena, PCR…… y no solo esto,  porque como consecuencia, les hemos “castigado” sin parques, a jugar en un “corralito” sin poder tocarse, sin extraescolares… ¿también les vamos a castigar sin excursiones culturales? 

No podemos permitir que la cultura se quede atrás… Es posible que esta situación se alargue en el tiempo, por lo que, además de terribles consecuencias sanitarias, también tendremos que lamentar el desapego cultural de estas generaciones. No es justo que en este tiempo debamos  prescindir del arte, apartándonos de los museos, la belleza y la creación artística. Todos somos conscientes de las dificultades y limitaciones, pero es nuestra obligación seguir mostrándoles el enorme y valioso patrimonio cultural con que contamos.

Desde Asrvientia apostamos por vivir, conocer y disfrutar la cultura como un pilar fundamental de nuestra sociedad. El conocimiento del arte nos aporta valores, despierta emociones y responde preguntas fundamentales para el ser humano. Y es en la infancia cuando se debe crear este vínculo con el pasado. 

Por ello, debemos mantener la cultura activa: la cultura es segura, igual que lo son los colegios,  aplicando los protocolos sanitarios existentes. Es cierto que no es el entorno más deseable, pero es el que tenemos y debemos adaptarnos. 

Salidas-retiro

 

 

 

 

 

 

Por ello, hemos rediseñado nuestras propuestas a este nuevo contexto, que siguen teniendo como principal objetivo ofrecer diferentes puntos de vista, despertar el espíritu crítico e inculcar el  amor por la historia del arte. ¿Qué tal si llevamos el museo a vuestro cole? ¿Qué os parece un taller sobre un artista con el que conocer y experimentar su obra? ¿Y si hacemos una ruta o actividad al aire libre en la que descubrir la historia y conocer mejor nuestra ciudad? Son muchas las propuestas que podemos ofreceros, solo os pedimos que no dejéis la cultura al final de la lista, porque la sociedad tiene mucho que perder. 

Share This